Spacex: SN10 está listo para su primer vuelo de prueba

Finalmente luego de unos días difíciles, el Starship número 10 está listo para su primer vuelo de prueba. Hace unas semanas tuvieron dificultades durante la prueba de fuego “estático”.

Esta prueba es una prueba de rutina que se hace para evaluar que todo esté en orden antes de la prueba de vuelo donde los Starship alcanzan la impresionante distancia de 10 kilómetros verticales para luego volver a aterrizar.

Sin embargo, se retrasó todo el cronograma debido a que el SN10 presentó alguna falla en uno de sus tres motores raptor, el cual fue reemplazado inmediatamente al día siguiente con el fin de poder volver a poner en marcha el cronograma de ensayos de vuelos de Spacex de los modelos Starship.

Esperamos que esta vez el Starship pueda aterrizar sin explotar ya que durante el vuelo de SN8 en diciembre este se estrelló al no poder estabilizar el aterrizaje al tocar el suelo, causando un gigantesca nube de humo y fuego.

Lo mismo le sucedió al SN9 a principios de febrero. Todo muy bien el vuelo, pero terrible en el aterrizaje. Al parecer, en ambos casos ocurrió una falla con uno de los tres motores modelo Raptor, lo que dificultó que los cohetes pudieran estabilizarse y bajar a la velocidad adecuada antes de tocar tierra.

La finalidad de esta prueba de vuelo es comprobar la seguridad del aterrizaje la potencia y la eficacia del cohete tanto para despegar como para volver sano y salvo a casa.

Recordemos que Spacex trabaja para que sus cohetes sean completamente reutilizables por lo que el desafío siempre será que el cohete regrese intacto (y en un futuro, pues que las vidas regresen a salvo).

Hasta el momento, todo pinta muy bien, hay buen clima en Boca Chica, Texas, donde se encuentra la sede de Spacex y el increíble Starship que pretende comenzar el primer vuelo comercial en el año 2023.